Cómo NO girar a un caballo

This entry is part 1 of 7 in the series "Cómo no hacer" en equitación

Estaba montando en casa de mi amigo, mentor y gran conocedor de caballos Antonio Seabra cuando se me ocurrió que podría enseñarte acerca de este error tan frecuente. ¿Y cómo? Pues haciendo un vídeo y enseñándotelo  desde encima del caballo para que puedas ver mi propia mano al cometerlo.

Es muy fácil cometer este error y muchas veces lo hacemos sin darnos cuenta ejecutando los más variados ejercicios, desde el más básico hasta el más complicado, y para que tengas noción de si lo cometes o no, te pregunto lo siguiente:

  • ¿Alguna vez has intentado girar a tu caballo y no te ha hecho ni caso?
  • ¿Te han dicho alguna vez que se te cae la espalda del caballo hacia fuera en un círculo?
  • ¿Cuántas veces en tu clase de doma has escuchado a tu profesor decirte: “¡No tires de la rienda interior!”?
  • Trabajando, si quieres dibujar un cuadrado o un rectángulo con tu caballo por la pista, las esquinas te salen en ángulo de 90 grados o salen cuartos de círculo?
  • ¿Cuántas veces has querido hacer un círculo y te ha salido un huevo en vez de un círculo?
  • ¿Cuántas veces has intentado entrar en una espalda adentro o en una media pirueta, o en una cesión a la pierna y el caballo no te ha hecho ni caso?
  • ¿Cuántas veces has querido acortar la vuelta hacia un salto y te has quedado girando mucho con tu cuerpo y con cara de velocidad pero el caballo no ha girado tanto como querías?

Le enseñé este vídeo a una amiga mía,  jinete profesional y preparadora de jinetes menores y ponys para salto (dueña del paraíso “La Bruguera” destinado caballos de descanso/retirados y preparación de caballos/ponys de competición) y lo primero que dijo fue: “Es de cajón, todos mis alumnos lo cometen en algún momento de su aprendizaje” (Por Paz de Delás)

Sí, creo que lo adivinas, el problema  es utilizar una sola rienda para girar.  Y lo hacemos para entrar en círculo, espalda adentro, y cualquier otro ejercicio que implique movimiento de espalda o de colocación del cuello. Veamos:

Sobre el caballo del vídeo

Lo cometemos por una simple razón, porque a veces nos falta la noción del caballo como un todo y no nos acabamos de creer que nuestras ayudas para transmitirle algo a un caballo tienen que funcionar en conjunto para que sean eficaces. No estoy hablando de caballos perfectamente domados que con la voz se les puede pedir de todo, estoy hablando del resto del mundo de caballos que necesitan aprender de nosotros y nosotros de ellos.Una de las cosas que podemos aprender de ellos es esta misma: Pide a tu caballo algo que entienda. Si le pedimos que gire tirando de una rienda solamente, el caballo simplemente NO ENTIENDE LO QUE SE LE PIDE y responde exactamente a lo que hemos pedido: tuerce el cuello porque la mano que tira duele en la boca. Todo lo demás, es “consecuencia de”.

No he editado el vídeo y la calidad no es la mejor, lo he puesto tal cual porque creo que el contenido te será útil, si algunas palabras no corresponden al vocabulario castellano tales como “rotación de espalda” pido disculpas por ello. Como rotación de espalda quería dar a entender que la espalda gira hacia una dirección u otra.

Para demostrar el error, he exagerado un poquito, pero somos capaces de cometer este error de forma tan sutil, que hasta vamos por la pista normalmente con la rienda de dentro más tensa que la de fuera… ¿verdad o mentira?  La próxima vez que vayas a montar, compruébalo, y puedes dejar aquí tu comentario sobre lo que has sentido  :)

En el método de reposicionamiento a caballo que utilizo, en una fase un poquito más avanzada corregimos este error durante el trabajo específico preparado para mejorar nuestra posición sin dejar de trabajar el equilibrio y la buena disposición para el trabajo del caballo. Durante el trabajo, aprendemos:

  • a gestionar la colocación del caballo,
  • a entender cuándo hay que colocar hacia dentro y cuándo hay que colocar hacia fuera
  • cómo utilizar nuestra pierna, en qué momento y con qué intensidad,
  • hacia dónde hay que dirigir la mirada y gestionar nuestra energía/esfuerzo (ésta parte viene descrita en detalle en el libro “Cómo ganar la confianza de un caballo”)
  • cuándo y cómo hay que utilizar la mano
  • cómo mejorar y trabajar el equilibrio de nuestro caballo con la posición

Te animo a que te fijes cuando montes y dejes aquí tu experiencia para que la comentemos. No te olvides de suscribirte a los comentarios para que luego te avisemos de nuestras aportaciones (si ya te has suscrito para la guía, marca el “notify me of follow up comments” y el “notify me of follow up posts”. Si no tienes la guía y la quieres, marca todas las casillas).

Si tienes dudas acerca de tu posición y de la eficacia de tu mano, sabes que tengo un test sobre ese tema para que respondas y nos ayudes a desarrollar el programa de posición hecho a medida para ayudarte a solucionar tus dificultades. Dentro de muy poquito lanzaremos el primer ejercicio que te dará una noción del equilibrio que llevas a caballo.

 

 

 

 

 

 

Series Navigation“Caballo agresivo” La peor educación ecuestre que se puede dar a un niño >>

2 thoughts on “Cómo NO girar a un caballo

  1. Muy buen post! Me encanta lo de los videos! Creo que es la mejor forma, práctica, de hacernos entender los errores. Me encantaría que siguieras esta metodología con otros post. Igual es mucho pedir, pero es que me encanta! :D

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>