Qué hacer cuando queremos pasar por un sitio que asusta al caballo

This entry is part 11 of 17 in the series "Cómo no hacer" en equitación

Me preguntan frecuentemente lo que debemos hacer cuando queremos pasar por un sitio que le asusta. Nuestra actitud, una vez más, es de suma importancia: Cuántas veces se nos asusta el caballo de un sitio por el que queremos o tenemos que pasar y no sabemos bien qué hacer, si “dejar de pasar para no enfadarnos”, “obligarlo a pasar porque no puede desobedecernos”, “medio pasar pero luego dejar que salga huyendo por el lado y hacer ver que nada pasó”…

Cada pelea empezada con un caballo es un mal recuerdo para él, sobretodo si quien la gana es el mismo caballo. Y nosotros, en la mayoría de los casos tenemos todas las de perder. ¿Quién se atreve a entrar en una pelea con un caballo que no quiere pasar por un charco al lado de un precipicio?

Un incentivo bien dado en el momento adecuado, puede ayudar al caballo a decidir pasar por algún sitio más delicado, pero una pelea de patada-tirón-fustazo con sentimientos de rabia y frustración mezclados, son el principio de un conflicto crónico.

No todo lo que asusta al caballo requiere pasar por encima o por dentro, pero sí es importante que el caballo pase al lado tranquilamente, siempre manteniendo los niveles de tensión negativa al mínimo y trabajando de forma gradual. Podemos ir pasando una y otra vez al lado hasta que deje de darle importancia. Si sus reacciones son muy exageradas, tendremos que pasar a técnicas un poco más precisas como la técnica de ponérselo difícil lejos del objeto y fácil cerca del objeto.

En el caso del vídeo siguiente, (dura unos 8 minutos…y acaba pasando tranquilamente conmigo), la yegua no quería pasar por un sitio por el que su dueño quería pasar sin que saliera corriendo, entrando en pánico o sin  que se hiciese daño en algunos de los objetos que se encontraban por allí por empezar a andar descontroladamente hacia los lados. La defensa de la yegua era salir por los lados, y la respuesta a la pierna hacia delante era hacer marcha atrás…Aquí vemos cómo se soluciona en este caso de una vez por todas. Tardamos un poco más de 8 minutos, pero la yegua nunca más ha dado problemas en este lugar desde ese día.

Puedes ver el resultado del trabajo de esta yegua pinchando aquí.

Si no estás suscrito todavía al blog, lo puedes hacer aquí:






Series Navigation<< ¿Cómo no utilizar la tralla?Llamamos a la Veterinaria: Mi caballo tiene tos >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *