¿Logras ver el momento de cesión?

This entry is part 1 of 7 in the series Sobre señales del caballo

Para ver o post em português IM_PT_Bandera Portugal

En la equitación, existen numerosos momentos en los que nos apetece actuar más de lo que debemos con nuestros caballos, en vez de “esperar por su cesión de forma activa”.

Mientras estamos  montando, es común sentir tensión que viene de la boca del caballo en nuestra mano y muchas veces, reaccionamos tirando hacia atrás, al mismo tiempo que pedimos algo con las piernas. En estos momentos de “conflicto”, hay que ser muy cauteloso para no estropear la buena voluntad (y la boca) de nuestro caballo. Muchas veces preferimos recurrir a otras acciones, perdemos la paciencia o podemos pasar por alto ciertos indicios de tensión en el caballo que no dejan que logremos prever su reacción siguiente volviendo al caballo imprevisible sin necesidad.

En este ejemplo tenemos a una potra de 4 años iniciando su experiencia en los saltos que, al ser novedad, tiene su reacción normal de potro: El salto es algo que le provoca tensión, tiene colores, no sabe muy bien qué hacer con el mismo y le cuesta acercarse  de frente. Me pareció adecuado hablar sobre este momento en concreto ya  que se pierden muchos potros debido a la mala interpretación y las acciones equivocadas y precipitadas de sus jinetes. El potro no es ni se puede esperar que sea un caballo de salto. Un potro tiene que familiarizarse con el material de trabajo, en este caso, los saltos. Poco más se puede esperar de él. Si esperamos más, nos equivocaremos.

 

IM_GR_Equitación_Secuencia_Voilà_CesiónTension

Foto 1: La yegua está tensa y sin ganas de estar donde está, le apetecería más irse de delante de ese salto que le estoy enseñando.

_NAT0043

  • La tensión corporal que demuestra a través de sus músculos tensos y el labio superior largo y tenso. Está sorda a las ayudas hacia delante y si se lo pidiese, seguramente huiría hacia el lado derecho. (Nótese la posición del cuello y el peso que la yegua pone hacia su lado derecho.
  • La cola ligeramente levantada, indica que está lista para andar, pero su cuerpo indica que no lo va a hacer hacia delante. Mi intención es mantenerla parada hasta que relaje lo suficiente para poder avanzar un paso o dos hacia delante.
  • La yegua me está forzando la mano, debido a su voluntad de salirse por la derecha. Aquí es donde mi mano, no tira, no se mueve, pero tampoco cede (si lo hace, seguro que saldrá por la derecha y yo perderé el control sobre su cuerpo, que no es lo que me interesa, me interesa que se relaje delante de ese salto. Para conseguirlo tengo que ponerle límites. Si sigue forzando,  se sentirá incómoda en la boca. Tendrá que relajarse para dejar de sentir incomodidad.
  • La mano izquierda procura desviar la atención de la yegua hacia mí. La derecha sigue con su trabajo de espera activa.

Foto 2: En esta foto la yegua desvió la atención del salto, levantó la cara, miró lejos, dejando un poco de lado las ganas de salirse del obstáculo por la derecha (ya no pesa sobre la espalda derecha) y, aunque sigue tensa, ya no fuerza mi mano dándome a mí la oportunidad de avanzar unos pasos hacia el salto.

_NAT0044 Foto 3: Logramos avanzar unos pasos (hemos tardado el tiempo suficiente para que una nube tape el sol :)) y:

_NAT0045

  • La yegua vuelve a ponerse en tensión, se nota por el labio superior tenso, de nuevo la atención al salto negativa (el peso de nuevo sobre la espalda derecha lista para salirse del salto si yo cedo).
  • Mi  mano vuelve a estar esperando de forma activa que se produzca la cesión. La yegua está forzando (se nota en mi brazo), yo no tiro hacia atrás porque eso le haría daño en la boca y sería contraproducente, no quiero hacerle daño, quiero que se relaje y para ello de nuevo tengo que limitar su movimiento dentro de su estado de tensión.
  • Lo único que puedo hacer ahora es esperar y no hacer nada más que limitar con esa mano, la que está siendo forzada por la yegua. No falta mucho para que ceda, pues se siente incómoda, y eso la está desviando de su atención negativa del obstáculo. Para dejar de sentirse incómoda, tendrá que relajarse dejando de huir del salto para desviar la atención hacia mí. Eso es lo que pretendo, pretendo que confíe en mí para estar cerca de ese salto y más hacia delante saltarlo sin miedo.

En estos momentos es fácil caer en la tentación de utilizar las espuelas y la fusta, pero es contraproducente y si lo hacemos, dejamos el trabajo de base tan necesario, hecho a medias. Ser paciente pero activo en la espera, es lo que mejor nos conviene para estos momentos. No hace falta esperar mucho, pues la yegua está en una situación que le es preferible confiar en mí, que seguir huyendo del salto.

Foto 4: En la última imagen, vemos la cesión tan esperada. Mi mano quedó esperando el tiempo suficiente. Disipó la tensión, la boca relajó, el cuerpo aflojó. Su mano empieza a avanzar en tranquilidad. No hemos pasado el salto pero hemos logrado una pequeña victoria sin buscar ningún tipo de pelea. Si fuese un río, un charco o algo parecido que no inspire confianza a un caballo, el procedimiento sería el mismo.

_NAT0046

¿Cuántas veces hemos empezado una pelea en momentos como este? ¿Y cuántas veces el resultado de esa pelea se ve reflejado en las veces siguientes que pasamos por el mismo conflicto pero siendo la pelea y las reacciones del caballo cada vez peores?

Si te has leído el libro Cómo ganar la confianza de un caballo en cinco pasos, en el capítulo 4, habrás aprendido a prestar atención a estos momentos cruciales en los que el caballo nos cede su atención, su tranquilidad y su confianza. Es de la repetición de estos momentos que está hecha la equitación.

Equierrores está preparando un servicio en el que podrás enviar tu vídeo y te lo enviaremos de vuelta comentado íntegramente. Dentro de poco abriremos el servicio con posibilidad de acceder a este servicio a un precio de promoción (plazas limitadas) y otras muchas oportunidades que te podrán interesar 🙂

¿Te suena interesante? ¡Deja tu comentario abajo y no te olvides de marcar las casillas “notify me of new comments  y new posts” para seguir de cerca todo lo que va pasando por aquí!

 

Series NavigationLección del caballo. Señales I. Algunas diferencias entre señales de relajación total, relajación alerta, tensión enojo y tensión alerta en el caballo >>

4 thoughts on “¿Logras ver el momento de cesión?

  1. Muy interesante, dices tensión en la derecha tanto muscular como en la boca ; q interpreto q sera en lado izq pues quiere irse al lado derecho dl obstaculo
    En cuanto a servicio q ofreces d video me parece muy buena opcion

    • Gracias por comentar 🙂 la tensión la tiene toda en el lado derecho. Si yo cediese la mano antes de tiempo, la reacción de la yegua sería apoyarse sobre la espalda derecha, poner todo su peso y desplazarse hacia la derecha, haciendo que yo perdiera el control sobre su cuerpo, ya que desplazaría la espalda, luego yo tendria que abrir la rienda izquierda, la grupa luego se iría a la derecha, a lo mejor se encogía o haría marcha atrás para luego salir por la iquierda…la cuestión es que se pierde el control en un momento en el que el desenlace depende de nuestras acciones 🙂 Esperemos estar a la altura del servicio que vamos a ofrecer, gracias:)

  2. Estoy leyendo tu libro y es absolutamente absorbente, pero leo gran cantidad de cosas que me hacen pensar que muchos de los problemas que tengo no son míos… Sino del sitio del que voy a montar y de los instructores.
    Me gustaría saber mucho más y mejor cómo notar la tensión en el caballo, pero cuando tu profesor se frustra porque a mitad de la reprise no has sido lo suficientemente estricta y te pone una fusta en la mano y te da directrices buscando sólo el ejercicio perfecto y no el equilibrio emocional del caballo… No sé, me hace sentir bastante mal y me sitúa en una delgada línea entre el desconocimiento y la incomprensión. ¡Ojalá hubiera más profesores como tú, Monique! Así todos los alumnos nuevos aprenderíamos mucho más y mejor. Ojalá poco a poco, por mi cuenta o de mano de profesores mucho mejores que los que ahora tengo y que se comportan así empiece a entender tus indicaciones.

Leave a Reply to Niky Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *