¿Cómo diferenciar corrección de violencia?

This entry is part 13 of 17 in the series "Cómo no hacer" en equitación

Este post va dedicado a Caris.ma que nos sigue en el blog y nos ha hecho la siguiente pregunta:

“Yo tengo una duda. Para corregir al caballo no hace falta darle en el morro no? ni siquiera que alguna parte de tu cuerpo entre en contacto con él para castigarle? No me gusta pegar a los caballos. ¿La forma adecuada sería chistarle?”

IM_EvitaElErrorPierdeCabeza

La mejor manera que tenemos de no tener que dar cachetes a nuestros caballos es educándolos de antemano. Y la educación de un caballo pie a tierra tiene que ver con la gestión del espacio entre nosotros y él. Si el caballo no está listo para respetar nuestras normas, no debemos dejar que entre en nuestro espacio. Parece simple, pero no lo es tanto. Lograr hacer esto dentro del “timing” que el caballo nos proporciona requiere mucha práctica y tener muy claro qué es lo que queremos del caballo, además de un gran conocimiento de las señales/energía que nos transmite.

Cuando damos un cachete es porque el caballo ya ha pasado los límites varias veces sin haber sufrido las consecuencias.  Pero, no vamos a ser más papistas que el papa, y vamos a asumir que somos nosotros los que dejamos pasar el comportamiento abusivo una y otra vez.  Es normal, ya que muchas veces las señales son tan sutiles y nosotros estamos tan ensimismados que no nos damos cuenta de ellas,  hasta que nos hartamos y le damos. Entre ellos tienen una capacidad tremenda de poner fin a las situaciones y comportamientos de otros miembros del grupo sin molestarse demasiado y mucho antes de que nosotros nos demos cuenta. Y más importante aún: Sin mezclar emociones negativas.

El problema del cachete o del “pegar a un caballo” son nuestras emociones. Es muy distinto pegar un cachete para poner punto final a un comportamiento abusivo por parte del caballo sin darle más vueltas, que pegarle porque estamos frustrados y hartos de que el caballo nos esté “chuleando” una y otra vez.  Si mi caballo me muerde,  de forma instantánea le saltará un cachete correctivo con más o menos fuerza dependiendo de sus intenciones. Yo no permito que me muerda. Punto final. El sólo hecho de tener esa actitud, hace que no tenga que dar cachetes casi nunca, sobre todo a caballos que tengo bajo mi cuidado, precisamente porque antes de dar un cachete hay que pasar por otras dos fases esenciales que sin ellas, sólo logramos confundir al caballo. Un post es demasiado corto para explicar estas fases, pero las podemos dictar aquí e iremos hablando sobre ellas:

  1. Aceptar el caballo tal como es, observando el tipo de actitud que tiene hacia nuestra presencia en su espacio y las señales que nos transmite como reacción a nuestros estímulos, teniendo siempre en cuenta que nuestra tranquilidad y firmeza harán de nosotros el número uno entre los dos.
  2. Definir muy claramente en nuestra cabeza, lo que pretendemos de nuestros caballos. Lo que toleramos y lo que no toleramos para poder actuar conforme lo que hemos definido en nuestra cabeza y dejar claro al caballo con qué puede contar de nosotros.

Por favor, pido que se tenga en cuenta la gran diferencia entre la violencia  y poner fin a un comportamiento intolerable hacia un humano por parte de un caballo. Los caballos pesan media tonelada, los hay muy pero que muy mal educados (por nosotros) y sí, a veces hay que recurrir a la fuerza. No a la violencia pues la violencia recurre a las peores y más temibles emociones por parte de quien la practica y eso es nefasto, humillante y devastador  para cualquier ser vivo que la reciba. Puedo decir que hasta la violencia verbal tiene influencias negativas en nuestros caballos por la energía negativa tremenda que la misma transmite.

Si estás de acuerdo conmigo, por favor, pasa este mensaje, pues es para bien de nuestros caballos. Lejos de  radicalismos y muy cerca de la realidad es donde debemos encontrar nuestro lugar en el mundo para mantener nuestra integridad física y psicológica cerca de los caballos.

Asegúrate de que estás suscrito y que has recibido la Guía de Normas de Educación que ofrecemos al suscribir y si ya la tienes pero aún no te has atrevido con el libro, bájalo de amazon:  Como ganar la confianza de un caballo en 5 pasos. 🙂






Series Navigation<< Llamamos a la Veterinaria: Mi caballo tiene tosComo acortar y alargar la cuerda de dar cuerda >>

2 thoughts on “¿Cómo diferenciar corrección de violencia?

  1. Agradezco muchísimo este tipo de post. Con lo importante que es el tema del respeto por parte del caballo ¡ Y por parte de uno mismo hacia el caballo ! y lo poco que se enseña sobre esto. Es básico y fundamental con el trato diario hacia estos animales conocer estas pautas para guardar una relación hombre – caballo satisfactoria.
    Hace un par de meses que compré tu libro y no puedo estar más contenta. De verdad, considero muy muy importante todo lo que escribes en el blog y ya le he hablado a amigos míos sobre él. Muchísimas gracias 🙂

    • Natalia, muchas gracias, es muy gratificante leer mensajes como el tuyo. Me alegro que funcione, que valga para algo, pues en Equierrores lo dedicamos todo a personas como tú con mucho cariño 🙂 Muchas gracias por tu apoyo, pues formas parte de la gasolina que mueve este blog y las ganas de dar cada vez más 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *