“Caballo agresivo” La peor educación ecuestre que se puede dar a un niño

En este post, veremos dos formas de educación ecuestre que podemos dar a nuestros hijos.

Llevo algunos años entre caballos, los conozco, logro sentirlos y logro hacerme entender y hacer que me entiendan. Les tengo respeto. Me respetan, y si no lo hacen, no tardan mucho en hacerlo. No me acerco a gatos. Y cuando me preguntan el por qué, la respuesta es siempre la misma: No los conozco, no logro leer sus expresiones, no he estado con gatos y nadie me ha enseñado a entender sus expresiones faciales, ni sé lo que significan los movimientos de las orejas…para mí son imprevisibles, por lo que no me acerco. Me arañan, me saltan encima cuando menos lo espero y no me apetece acercarme a ellos. “¡Pero si son majísimos y una excelente compañía!” es lo que me suelen responder. Para mí son depredadores que cuando quiero que se bajen de mi falda me clavan las uñas en las piernas. Si puedo, no me acerco ¡y mucho menos para darles de comer!

El otro día vi este vídeo y me sorprendió la ignorancia de su título: “Horse aggressive”. Como aficionada y conocedora de estos animales desde hace muchos años, me siento en el deber de comentar este vídeo, que herirá los sentimientos de quien lo vea porque aparece un niño pequeño, pero nos sirve de modelo para todos los demás.

Cuando vamos al zoo, recuerdo (hace mucho tiempo que no voy) que en todos lados hay plaquitas donde está escrito:”no alimentar a los animales”. ¿Por qué será? Aquí tenemos la prueba de las consecuencias de alimentar a los animales.

Me imagino que son paseantes que de repente vieron caballos y se acercaron a darles hierba, o zanahorias, o lo que fuera. A todo esto deben de haber dicho al niño algo como “mira que caballitos más monos, vamos a darles unas caricias y un poquito de comida”.

Me pregunto si esta familia hubiese hecho lo mismo que hizo con estos caballos, si en vez de caballos fuesen leones…Seguro que no. Explicaré lo que ha ocurrido, porque ni los caballos son agresivos, ni son malos, ni quisieron hacer esto o aquello al niño ni mucho menos, eso son razonamientos humanos. Estaban siendo caballos. Es decir, animales no racionales.

Cuando veas el vídeo, en el momento que les están dando golosinas, fíjate bien que están todos siendo muy posesivos en relación a las ellas y, si no estuviese la valla, probablemente les estarían pasando por encima y pisoteándolos para que les diesen la comida más rápido. (Se arriman a la valla, sacan las cabezas de forma brusca, llevan el labio superior largo y tenso, cuellos tensos y, cuando les dan a unos, los otros tuercen el labio superior (señal de desagrado). En general están alimentando no sólo a los caballos, sino también a su instinto natural de supervivencia que para el humano es peligroso. Entre ellos no, porque se entienden, sobre todo cuando tienen espacio para reaccionar, pero para nosotros suele ser muy peligroso, principalmente cuando no sabemos preverlos. Si te fijas bien, están de todo menos listos para que les acaricien como está haciendo la señora del vídeo. Y si se hubiese dejado llevar un poco más por sus instintos, se habría dado cuenta de su propio miedo. (La primera vez que le da la zanahoria, el caballo casi le arranca la mano y ella deja caer la zanahoria con miedo. En ese preciso momento, su instinto le dijo que dejara de hacerlo, porque era peligroso. Si le hubiese hecho caso a ese instinto, el niño no sufriría las consecuencias de su estupidez.) Sé que parece duro, pero es así mismo.

Cuando los caballos acabaron con todas las golosinas que tenían, le dirían “¡Mira! mira como ahora pone la cara para que le dé caricias!”  ¡Mentira!¡Falso! ¡Estupidez! Y no tengo otra manera de explicarlo. El caballo no estaba sacando la cabeza para que le dieran caricias, estaba sacando la cabeza de forma exigente (dominante) para que le dieran más comida. Es su instinto. Pero los señores no lo vieron porque no hicieron caso a sus propios instintos. Cuando ya se iban,  parece que los padres lo incentivan para que vaya de nuevo a ver a los caballos. Esta vez,  con las manos vacías…

Me podrán decir que fue de repente, que el caballo era agresivo, podrán denunciar a los propietarios, que un caballo así es peligroso, imprevisible, bla bla bla, pero yo no me lo creo. Los caballos no mienten. Llevaban mucho rato amenazando, si hace falta vuelve a ver el vídeo. No hace falta que lo veas hasta el final, las señales se ven desde los primeros segundos.

No le podemos enseñar a un niño que cada caballo que ve se puede tocar porque son todos tranquilos. Eso es la peor educación ecuestre que podemos dar a nuestro hijo.

Es mucho más educativo enseñar o pedir que le enseñen a tu hijo a estar entre caballos, a leer sus señales, a reaccionar de acuerdo con esas señales, para obtener un resultado parecido con el vídeo que te pongo ahora. Las condiciones son más o menos las mismas, el caballo es del tipo dominante y se encontraba un poco impaciente por ser la hora de comer. Escucha la voz que llama la atención al niño de no dejar que le muerda, una voz de alguien que sabía que era la hora de comer, que no había dejado entrar a los niños en el prado porque el caballo estaba demasiado fresco y dominante y que se acercó en el momento oportuno para enseñar al niño. En este caso, las señales son mucho más sutiles que en el otro vídeo, pero están ahí, y los niños deben aprender a identificar estas señales y reaccionar en función de ellas. Fíjate bien, en el cambio sutil de reacción del caballo de la primera a la segunda vez que le pone la mano en la cara. En la primera, el caballo levanta ligeramente la cabeza en busca de su mano y tuerce un poco el labio (exactamente lo que estaban haciendo de forma exagerada, los del otro vídeo, dominar con la cabeza y la boca). Cuando el niño reacciona, el caballo sacude el cuello, pero acto seguido mastica con la boca. No está comiendo, está demostrando que entendió el mensaje.

Es importante percibir la falta de sentimiento que pone el niño en el momento de reaccionar. Lo corrige y punto. Si le mezclamos sentimientos, la corrección pasa a ser agresión y el caballo no aprende nada de ello. Vea el post “¡Ayuda! El caballo muerde”. La segunda vez que le pone la mano,  la actitud del caballo es diferente. Ha aprendido. No quiere decir que no lo vuelva a intentar, es un caballo dominante y suele dar más trabajo, pero a base de repeticiones y acciones precisas como ésta, el caballo acabará respetando al niño por completo.

Pido por favor que tengas este post en consideración cuando vayas a ver caballos con tu hijo o veas a niños despreocupados rodeados por animales y que nunca te olvides de lo siguiente:

  • No nos podemos acercar a animales de los cuales no conocemos su naturaleza, su lenguaje corporal y sus formas de defenderse y de atacar. Y mucho menos, darles de comer.No podemos ni debemos dejar que nuestros pequeños lo hagan.
  • Nunca debemos subestimar nuestra sensación de miedo. No hay que ser valiente, hay que entender el por qué tenemos miedo, y qué es lo que nos falta por aprender para dejar de tenerlo.
  • El miedo es bueno. Es un instinto que nos mantiene vivos desde siempre. No podemos ignorar el miedo ni hacernos los valientes.
  • NO hay que tenerle miedo al miedo, pero SI hay que tenerle respeto.

Por favor, comparte este post con amigos que tengan hijos y que no entienden nada de caballos, comparte con los amigos que están empezando a montar, comparte con tus amigos que entienden de caballos para que lo compartan con sus alumnos y sus amigos. No dejes que esto ocurra de nuevo.

Recuerda que tienes una guía de Normas Esenciales de Educación Equina que habla sobre algunas normas importantes que debes enseñar a tu caballo. Si no la tienes, rellena el formulario abajo.






Si todavía no te has atrevido con el libro, piénsalo y bájatelo, te enseñaré cosas interesantes y te daré un punto de vista diferente sobre ciertas cosas. Con solo cinco pasos te ayudará a empezar a prever las reacciones de tus caballos para que puedas empezar a fijarte en cosas en las que antes no lo habías hecho. Aprenderás a sentir tus tensiones y las de los caballos y a gestionarlas a tu favor….Aquílo puedes bajar.

Series Navigation<< ¡Ayuda! Mi caballo no se deja agarrar y se va dando cocesEquierror: ¿Y si perdieses un dedo o una mano por culpa de este error? >>

6 thoughts on ““Caballo agresivo” La peor educación ecuestre que se puede dar a un niño

  1. Buenas, quisiera un poco de ayuda de una persona como tu que conoce tanto el comportamiento equino. Explico mi caso. Esta semana me he comprado un caballo. Tenía tantas ganas de tener un caballo que fuí tan impulsiva que me lo quedé viéndolo media hora.
    Es un caballo muy delgado, el chico que me lo vendió me dijo que el antiguo dueño no lo cuidó nada y el hacia dos meses que lo tenía, le había salido la oportunidad de otro y por eso lo vendía.
    Le dió cuerda, trotó y galopó muy bien, parecía muy tranquilo…
    Al llegar a casa lo metí con mu burrito “entero” y el caballo capado.
    Ahora el caballo, con 5 días que hace que lo tengo, ya no se deja poner la cabezada de cuadra, intenta cocearme si le insisto en algo y a la hora de comer es horrible. Tengo que vigilar mucho porque me haría daño, se tira encima, es peligroso.
    Como puedo hacer para canviar su conducta agresiva y tan dominante?

    • Hola Maite y perdón por el retraso, espero que ya tengas la solución…
      Desde luego castrar al burro es una de las mejores opciones. Si tu caballo es entero pues caparlo también, y en relación a comprarse un caballo sin hacerle examen veterinario, sin experiencia, y sin ir con un profesional que te pueda aconsejar…en tu caso para mí (si fuese yo) sería la última vez que haría algo así….
      Imagina por un momento que eres el vendedor y tienes alguna mala fé. Imagina que tienes un caballo agresivo, enfermo o problemático al que no sabes qué hacer porque así en este estado nadie te lo compra…Decides ponerlo en venta y cuando un cliente llama para ir a verlo, un ratito antes le pinchas un antiinflamatorio y un calmante. El cliente lo ve tranquilo aunque un poco delgado. El cliente tiene muchas ganas de comprar y lo compra. Lo has bien engañado, pues no ha venido con ningún veterinario, no sabe lo que hace, y está listo para que le vendan lo que sea….¿Entiendes por donde pueden ir los tiros? Eso existe, cada vez menos, pero sigue existiendo y me parece que siempre habrá gente que vende así sus caballos, sus perros, sus casas en malas condiciones, sus coches estropeados, etc…
      Cuéntame un poco como está el caballo y lo que has hecho de mientras.

Leave a Reply to MAITE Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *