¡Ayuda! Mi caballo está imprevisible! El exceso de energía

This entry is part 4 of 14 in the series ¡Ayuda!

Exceso de energia01

Exceso de energia02

¿Alguna vez se te ha pasado por la cabeza que tu caballo está diferente de lo normal? De repente se asusta de todo, tiene reacciones imprevisibles y, en cierta forma, sientes que le estás perdiendo la confianza y él a ti el respeto?

Si está sano, no tiene úlceras y suele ser un caballo tranquilo, y notas un cambio en su actitud en este sentido, es probable que sufra de un “exceso de energía”. Dicho exceso puede tener varias causas, entre ellas:

  • el exceso de presión en el trabajo para la disciplina
  • el exceso de comida en relación a la cantidad de trabajo que efectúa.

Sobre el exceso de presión iremos  hablando pero antes, hay que descartar el exceso de comida.

El exceso de energía se traduce en tensión no deseada para el trabajo o disciplina que queremos practicar con nuestros caballos.

¿Como repercute en nuestro trabajo?

Cuando tenemos un caballo sobrealimentado (no tiene porqué estar gordo, simplemente no gasta todo lo que come) hay que darle un trabajo que los desgaste más físicamente que otra cosa. No es aconsejable tener al caballo consecutivamente en este estado si queremos evitarle los acelerones de corazón típicos de cuando se asusta de algo y arranca a correr o a botarse durante minutos seguidos sin parar.

No es productivo para nosotros, pues poco le podemos pedir al caballo en ese estado ya que sentirá muy poco nuestras señales cuando esté en tensión y obtendremos muy pocos resultados con su rendimiento.

Se vuelve imprevisible y cuanto más dominante sea y menos haya aprendido a respetar ciertas normas, más imprevisible se vuelve,pudiendo llegar a ser un peligro mortal para quien lo maneja. (Puedes bajarte la Guía de normas Esenciales aquí )

¿Cómo “apagamos” ese fuego?

El único método que funciona es darle la oportunidad de desfogarse en un sitio que sea seguro para ellos y guardar distancias hasta que el exceso deje de serlo. En esos momentos, ellos NO QUIEREN estar con nosotros. Quieren desfogar su fuerza y mal nos irá si en esos momentos  nos acercamos para darle un mimito, o pensamos que hay que montarlo ya, si o si.

Hay que aprender a ver este estado,  respetarlo,y buscar soluciones  de forma lógica y no irracional. Si nos acercamos y nos dan una patada no podremos ofendernos, pues somos nosotros, los humanos, los únicos responsables por su exceso de energía y su falta de trabajo.

Un truco que suelo usar es el de dar de repente tres saltos en el suelo mientras anda desfogándose y, si pega cinco botes más, es porque no esta listo para trabajar. Puede parecer poco ortodoxo y raro pero funciona casi siempre: doy dos botes varias veces o hago ruidos de repente y si no se inmuta, está practicamente listo. Atención porque hay que distinguir entre el caballo que tiene miedo y está en modo “huir de nosotros porque le damos miedo“, y el caballo que está en modo “déjame en paz porque me estoy desfogando y quiero jugar“. Nos cabe esta responsabilidad de saber cuando es el qué. Toca estudiar y observar.

Cuando llega la hora del trabajo serio, el caballo está desgastado y muchas veces nos encontramos con resistencias debido al cansancio, así que el trabajo productivo propiamente dicho, rinde poco. Luego, al día siguiente no es que tenga un exceso, ya es dolor muscular debido al abuso del día anterior, y en muchos caballos, sobretodo los más dominantes, el dolor muscular les quita confianza en sí mismos porque les da menos capacidad de reacción y, otra vez, resistencias en el trabajo…

Tener al caballo sobrealimentado, es la mejor forma de entrar en un círculo de resistencias y peleas tanto en el trabajo montado como el que hacemos pie a tierra pues manejar desde abajo a un caballo excesivamente alimentado, es de lo más ingrato y peligroso.

Cuanto antes aprendamos a resolver los siguientes puntos, más control tendremos sobre ellos sin necesidad de ponernos en peligro.

Aprendamos …..

  • a consultar a nuestro veterinario para que nos diga si nuestro caballo está o no sobrealimentado. Él sabrá las dosis que necesita. Es muy diferente alimentar a un caballo de 1,70 que sale todos los días a trabajar, que alimentar a un caballo de 1,53 que trabaja tres veces por semana y el resto o está suelto o en la cuadra. Ya por no hablar de los matices que existen en el tipo de trabajo que el caballo efectúa en cada sesión.
  • a ver los diferentes estados de tensión en nuestros caballos dependiendo de su grado de sumisión o dominancia
  • a saber bajarnos cuando es necesario y a parar con lo que estamos haciendo para establecer prioridades
  • a saber dónde se encuentran los límites de nuestras capacidades de solucionar (muchas veces no depende de nosotros, pues empezar una pelea con un caballo que se pone de manos entre una pared y un precipicio no es conveniente para nada)
  • a saber captar las señales de un caballo que se prepara para hacer algo peligroso
  • a saber controlar nuestras emociones y nuestro orgullo en todas las situaciones
  • a controlar nuestra independencia de ayudas y nuestras reacciones físicas en todo momento
  • a aprender a bloquear comportamientos indeseados antes de tiempo y
  • a lograr establecer buenas maneras en el caballo.

Existen muchas formas de desbloquear momentos peligrosos de tensión en caballos, y también hablaremos sobre ellos, pero el objetivo de la equitación es  conseguir un caballo colaborador, tranquilo, atento y con energía positiva para trabajar.

El exceso de energía rompe cualquier principio básico de la equitación.

Si no te has leído el libro “Cómo ganar la confianza de un caballo en 5 pasos”, bájatelo aquí, verás que es diferente, te sentirás diferente cuando lo hayas leído, algunos incluso llegan a entenderse con su caballo 🙂

Deja tu comentario y tus dudas en la parte de abajo del post, y si lo haces, asegúrate de que marcas las casillas “follow this post” para seguir los comentarios de los demás y las respuestas. Ah, y si crees que este post le puede servir a tus amigos, ¡compártelo en facebook y dale a “me gusta” a nuestra página :)!






Series Navigation<< ¡Ayuda! ¡Mi caballo muerde!¿Mi caballo trabaja recto? >>

9 thoughts on “¡Ayuda! Mi caballo está imprevisible! El exceso de energía

    • Hola Carolina! He estado mirando tu suscripción y constas como suscrita, solo no has confirmado. El proceso de suscripción es un poco más complejo que normalmente porque queremos estar seguros de que quien suscribe tiene real interés en lo que ofrecemos. Una vez has dejado tu email, comprueba tu caja de correo del email que has dejado y encontrarás un correo con un enlace para confirmar tu suscripción. Sólo después de confirmarnos de que podemos enviarte la Guia, recibiras otro correo con el enlace hacia ella y podras descargarla. Si no encuentras el email, verifica que no haya quedado en el correo spam. Si no lo encuentras en ningún lado, deja aquí de nuevo el comentario que te añadiremos manualmente, estas tecnologías a veces nos la juega…pero lo solucionamos, no dejes de avisarnos para que no te quedes sin guía 🙂

      Muchas gracias por comentar! La Guía es gratis, el libro lo puedes comprar en http://www.amazon.mx se llama Cómo ganar la confianza de un caballo en 5 pasos. Sin libro electrónico puedes leer el libro igualmente bajando una aplicación gratis en la tienda amazon para que puedas leerlo en tu PC.

      Si necesitas algo más, por favor, contactanos ok?

  1. Un caballo d 4 años recien domado llega a casa y no wuierw salir y camina hacia atras y ni casi a la presion de la piernas( espuelas) ni aflojando riendas
    Peleo.me bajo pasamos andando vuelvo a subir

  2. Hola!!
    Mi potro de un año cuando nos ve quiere jugar y si le echas para mantener el espacio se levanta de manos.. y continua corriendo y pegando botes. No juga solo, se va corriendo y vuelve hacia nosotros y si no nos apartamos nos aplastaria! Como lo puedo hacer para desgastar su energia pero no con nosotros? Esta bien que juegue pero no quiero que lo haga con nosotros. Y cuando esta solo esta tan tranquilo pastando..
    No creo que este sobre-alimentado porque de pienso no llega al kilo diario.

    Graciaaas!!! Un beso!! 🙂

    • Lo tienes que echar antes. Que se ponga de manos pero que se vaya. No cuando ya esté encima de ti, si no cuando hace el ademán de ir hacia ti. Deberías ponerle otro potrito, un pony o un compañero para que pueda hacer sus juegos brutos con seres parecidos con él. No puedes dejar que se te acerque en esas condiciones. Hay que reaccionar antes :).

  3. Hola, como estas, es la primera vez que leo este blog y me parece muy interesante. He estado buscando informacion porque mi yegua, Valentina, de 15 años, ultimamente esta insoportable. No se si es exceso de energia como en este tema. Cambiamos de club desde abril. En este le dan la misma racion de avena y un poco mas de pasto que en el otro, la cuestion es que en el otro club la “avena” era una mezcla con no se que otra cosa, y donde estoy ahora la avena es pura. Ultimamente le tiene miedo a la pista, una parte de la pista, una parte del club, mira mucho hacia ese lado solamente y entra en panico ante cualquier minimo ruidito o movimiento de un pajaro. Montada cuando paso por ahi se desplaza, se acelera, pega saltos para el costado, se frena, recula, se niega a avanzar por ahi, se me hace imposible manejarla. Cuando estoy a pie a su lado tambien mira mucho ahi pero, aunque se asuste, se queda a mi lado o se aleja y vuelve conmigo, me sigue (suelta en la pista). Hoy me paso algo muy malo, no pude sacarla a la cuerda en la pista porque unos pajaritos estaban haciendo ruidos con ramas y ella estuvo muy asustada. La intente sacar y cuando pasaba por ese lugar empezaba a revolear la cabeza, pegar saltos de susto y lo peor de todo es que se acercaba a mi haciendo eso, yo me asustaba, y ella se asustaba mas. Ella nunca juega de esa manera cuanto esta cerca mio, asique un juego no era. Con respecto a su entrenamiento: la monto de martes a sabados en las mañanas 1 hora, en las tardes la pongo en el caminador 20 minutos a cada mano, lunes la suelto para que juegue y la saco a la cuerda 30 minutos despues de que hizo su descontraccion. Ella siempre fue un poco asustadiza, pero siempre pude controlarla, en el otro club estuvo 8 años, asique ya se lo conocia de memoria. Este club es mucho mas grande, hay mas gente, mas caballos y ruidos distintos obviamente.
    Muchas gracias

    • Hola Romina, gracias por comentar!
      Cuando dices que la montas una hora, qué tipo de trabajo haces? Sueles trabajarla en libertad antes de montarte? ¿Qué tipo de trabajo? ¿Cuántas veces come avena por día? Si le dan la misma cantidad de avena que en el otro club pero en el otro club era mezclada, es muy probable que le estén dando demasiada. Deberías hablar con tu veterinario para sacar dudas.

      • Gracias por contestar.
        Primero, me olvide de decirte que es una yegua Pura Sangre y hacemos salto.
        No la trabajo en libertad antes de montar, la ensillo, voy a la pista y con ella a mi lado armo unos ejercicios: obstáculos, palos en el piso, etc. Luego monto y seguimos caminando, un paso de trabajo con algo de flexión. En total caminaremos 15 minutos antes de empezar a trabajar. Hacemos des contracción al trote, después hago ejercicios como alargar, acortar, círculos con flexión interna y externa, altos, pasar los palos en el piso, serpentinas y ceder a la pierna en un 8. En un día no hago todos los ejercicios, haré 3 de esos ejercicios por día. En total estamos 30/35 min trotando, incluidos descansos. Después hacemos galope, alargar, acortar, circulos, pasar unos palos, unos obstáculos bajos. En total unos 15 min más de galope, incluidos descansos. Come avena 2 veces por día, serán 4kg al día, 2kg al medio día y 2kg en la noche.
        Sólo los lunes la trabajo en libertad, a la cuerda 15 minutos de trote a cada mano y 10 minutos más de galope.

Leave a Reply to Lorenzo del Pozo Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *