Equierror de posición1 parte III. Equilibrio en la parte trasera de la montura

Imaginemos por un momento que tenemos que subir a un 4º piso con un saco de 15 kilos de patatas colgado en la espalda. Si ese saco no está bien equilibrado sobre nuestra espalda (sobre nuestro propio equilibrio) y no utilizamos los abdominales para poder hacer fuerza con las piernas adelantándolas y subiéndolas, probablemente ni siquiera lograremos el primer escalón. Si somos muy fuertes, a lo mejor nos esforzaremos mucho y algo lograremos subir pero nuestra espalda se resentirá al momento que los músculos enfríen. Si llevamos el saco muy mal colgado, nos caeremos hacia atrás.

En suma, así es muy difícil concluir el trabajo de llevar el saco hasta el piso que tenemos que llevarlo. Ahora, imaginemos que el saco de patatas nos pide para hacer un Piaffé mientras subimos las escaleras, o un trote largo, o una transición a menos… 🙂

El caballo es más fuerte que nosotros, tiene dos manos y dos pies que andan en el suelo, y es un animal no racional que está listo para complacernos, sobretodo con un buen trato.

Pero tiene un problema: (Pido disculpas por mis ilustraciones, soy muy mala dibujante…espero que en breve, una dibujante nos ayude a expresarnos mejor 🙂

E2_Posicion_im1

De las manos hasta los pies, existe una distancia larga que está cubierta por una columna sin apoyo más que las propias manos y los pies. Esta columna, cuando el caballo anda suelto, está sujeta por la musculatura abdominal naturalmente necesaria para llevar su propio peso, tal como nuestro cuerpo (sin el saco de patatas), que lo soporta la musculatura que hemos ido ganando desde bebés, para poder subir las escaleras sin caernos.

Cuando añadimos un peso al caballo, (nosotros, equivalente a nuestro saco de patatas), éste tiene que ir bien equilibrado sobre la montura que utilizamos para nuestra comodidad y la del caballo. Podemos tener un buen equilibrio y no caernos del caballo, pero si estamos sentados en la zona equivocada del dorso, además del dolor que tendrá como consecuencia una serie de actitudes negativas por parte del caballo, le provocaremos algo parecido con esto:

E2_posicion_im2_

E- Línea del equilibrio natural del caballo

1-El peso del jinete está muy lejos del apoyo de las manos del caballo con consecuencias negativas no sólo para el propio jinete de las que hablaremos en nuestros ejercicios, como también para el caballo:

2-Su peso hace presión sobre la parte más sensible del dorso precisamente por estar lejos del apoyo de las manos y de los pies.

3-Los abdominales del caballo por debajo de ese punto, no estan estructurados para sustentar el peso distribuido de esa manera, y pierden firmeza dejando que el dorso se hunda.

4- Cuanto más hundido está el dorso, menos pueden avanzar los pies. ¡Acuérdate de nuestro saco de patatas!

Veamos ahora, la diferencia, cuando nos sentamos sólo unos centímetros más hacia delante en la montura:

E2_Posición_im3

E- Línea del equilibrio natural del caballo

1-El peso del jinete está cerca del apoyo de las manos del caballo.

2- Cerca de las manos del caballo se encuentra su área de equilibrio natural, en esa posición el peso del jinete está soportado por el propio equilibrio del caballo.

3- El caballo logra tensar los abdominales de forma positiva, es decir, los músculos van hacia arriba y sujetan la columna. Puede realizarlo gracias a que están libres del peso del jinete.

4. La tensión hacia arriba de los abdominales permiten que los pies avancen y se pongan debajo de la masa impulsionando todo el peso hacia delante.

Sólo con sentarnos más hacia delante, no solucionaremos el problema ya que forzaremos toda la posición a la que estamos acostumbrados, nos haremos daño y corremos el riesgo de adelantar nuestra espalda transformando este error en la cuarta parte de esta misma serie. (lo publicaremos en breve)

Si cometemos este error, lo primero que tendremos que hacer es lograr una correcta posición de las piernas, quitar el peso del trasero y empezar a buscar el equilibrio más hacia delante en la montura. Para ello, aparte de los dos ejercicios que están descritos en el libro Cómo ganar la confianza de un caballo en 5 pasos
sobre la gestión de nuestra tensión, la relajación y el ejercicio de la mirada, tengo unos ejercicios clave que se pueden utilizar en cualquier momento que estemos a caballo o pie a tierra. Nos dejarán una noción clara de dónde exactamente tenemos que poner nuestro equilibrio. Lo sentiremos en nuestro propio cuerpo y jugaremos un poco con nuestro equilibrio hasta encontrar el correcto y adecuado para nuestro físico.

Pero antes tendremos que estudiar la parte siguiente del equierror de esta serie para estar seguros de entender bien todo esto del equilibrio a caballo, que es crucial para poder mejorar nuestro asiento. Sin entender esto, por muchos ejercicios que hagamos, nuestro asiento no mejorará y será cada vez más forzado sin saber muy bien qué tenemos que hacer y dónde tenemos que llegar.

De momento, repasa bien la primera parte de esta série, vuelve a repasar este post, mira fotos tuyas montando, asegúrate de que no estás cometiendo este error y no te olvides de repasar los equierrores de trato si no lo has hecho, sin tenerlos en cuenta, seremos meros “pesos” encima del caballo…

Si ves que tienes muchos problemas con tu posición y necesitas una ayuda más personalizada, que sepas que además de poder organizar un curso en tu zona, puedes contar con un servicio de vídeos comentados sobre tu posición. Pincha en la imagen para saber todo lo referente a este servicio:

IM_Cuales_SonMisErroresDePosicion

Series Navigation<< Equierror de posición 1 parte II: Nuestra posición mejora con el tiempo

5 thoughts on “Equierror de posición1 parte III. Equilibrio en la parte trasera de la montura

  1. Efectivamente tengo localizado el error que más me preocupa: pierdo el equilibrio y me voy hacia atrás o hacia delante con el consiguiente encogimiento de talones. Intento corregirlo teniendo siempre en mente la respiración profunda, la mirada hacia delante sin ningún punto fijo y abrir los hombros (erguirme) para recuperarlo. De esta manera consigo centrarme y lo recupero pero momentáneamente lo pierdo. ¡Es frustrante!

  2. Estoy trabajando para proporcionarte unos ejercicios que te podrán ayudar a estabilizar el equilíbrio y encontrar una base estable para que no se te encojan las piernas cada vez que camibes de aire.

    La respiración profunda es muy buena principalmente para gestionar el estrés que provoca la necesidad de acoplarte para sentir el caballo y no molestarlo con desequilibrios que no ayudan nada y me parece genial que la utilices ya que nos que nos olvidamos de ella y le quitamos imoprtancia muchas veces. La visión global y mirar hacia donde vamos nos permite establecer una buena base postural y lo utilizaremos más hacia delante para trabajar el equilibrio y moviento del caballo prácticamente sólo con pequeñas variaciones de nuestro equilibrio empezando con la mirada.

    Además, es necesario ganar firmeza en los músculos adecuados que mantendrán el equilibro aunque el caballo se mueva de una u otra manera. Voy a intentar tenrelos listos en la proxima parte de este error que publicaré en breve.
    Dime una cosa, ¿dónde llevas gran parte de tu peso, en los estribos o en la montura?
    Muchas gracias por participar!

Leave a Reply to María Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *