Equierror1 Perseguir el caballo mientras éste se va asustado

Uno  de los errores más frecuentes que cometemos cuando vamos a buscar un caballo asustadizo al campo, es el de ir detrás mientras ellos siguen andando o se van corriendo asustados.

Eso implica saltarnos el paso 1 en el trato de confianza del caballo que es la ACEPTACIÓN. (Ver la fórmula en el Equierror de base del trato número 1)

Podemos forzar muchas cosas en un caballo, pero hay una que es imposible que ocurra a la fuerza: Obtener su confianza.

Si queremos que nuestro caballo se deje agarrar fácilmente sin tener que estar dos horas detrás suyo cada vez que vayamos por él, no hay otro sistema que el de conseguir su confianza. Podemos obligarlo a ir a sitios cada vez más estrechos para acorralarlo hasta que lleguemos a él, pero nos arriesgamos a que se defienda con una patada, o peor, que nos ataque con la boca si es un caballo muy dominante. Si estamos en este caso, tenemos que encontrar un buen equilibrio entre el respeto y la confianza en el momento de ir a buscarlo,  pero esto es tema de otros post; aquí el que tratamos ahora es el caballo que se aleja asustado cuando nosotros nos acercamos a ponerle la cabezada.

Antes de nada, entendamos el  por qué un caballo se aleja cuando nos acercamos:

Cuando un caballo asustadizo no se deja agarrar en el campo no es porque nos está tomando el pelo, es porque NO CONFÍA en nosotros lo suficiente como para que nos acerquemos. Su instinto de huida le dice que hay que mantener distancias con el supuesto “león”  (que somos nosotros)  y por supuesto, huir del mismo si se acerca. La rapidez de huida depende del tipo de caballo que tenemos entre manos y del tipo de contacto que haya tenido con el humano antes de nosotros.

Nuestra tendencia es perseguir a un caballo que se va y nos da la espalda. Cuando un animal o amigo nos dan la espalda, internamente nos sentimos rechazados por ellos. Según reaccionemos a este sentimiento, nos frustraremos más o menos cuando ocurra, y la acción que tomamos dependerá de esta emoción. Por eso debemos poner fin a este sentimiento de forma lógica.

En el libro, he dedicado un capítulo entero a la gestión de la tensión del jinete (o cuidador) que habla en profundidad sobre esto,  y otro capítulo que se dedica a tres técnicas que se pueden utilizar para desprendernos de esos sentimientos que provocan frustración, así que un post no es suficiente para entrar en estos detalles. Es  necesario mencionarlo porque es ese tipo de frustración que a nosotros no nos parece que transmitimos, pero que el caballo la capta de forma sublime y la interpreta como una amenaza:

E_1_caballocampo_ESq

La mejor manera de librarnos de esa energía negativa que transmitimos al caballo, es entendiendo que hay que respetar ese espacio que el caballo mantiene  hasta que dejamos de ser una amenaza.

Para eso necesitamos proceder de la siguiente manera:

1-      Descubrir cuál es exactamente la distancia que provoca la huida al caballo asustadizo. Pueden ser tres metros, diez, veinte o quinientos.

2-      Cuando sepamos cuál es la distancia que el caballo mantiene, esperar quietos hasta que el caballo disminuya la marcha y se pare.

3-      Cuando se pare, avanzar un pasito o dos, despacio y parar ANTES de que el caballo haga el ademán de empezar a andar.

4-      Seguir así hasta que nos acerquemos al caballo sin que éste se mueva.

Hay que tener en cuenta que si el caballo echa a correr no le seguiremos (sobre todo si está con otros caballos y el campo es grande) y si hace falta, daremos unos pasos hacia atrás y nos alejaremos. Tenemos que recordar que dar un paso atrás en el momento adecuado, nos servirá para avanzar otros diez adelante. (Recuerda la Técnica del paso atrás, tan práctica que describo en el libro y que aquí nos será de gran utilidad)

Te recomiendo que vayas  Equierror de Trato 3! Sobre el caballo que piensa o entonces ir a la pagina Inicio para empezar tu experiencia por el blog.

Sobre el caballo del vídeo: Tiene ahora 6 años, un poco retrasado en el trabajo pero se revela un caballo bastante versátil, con buena cabeza y de fácil enseñar. Está en venta, si te interesa puedes entrar en contacto en la pagina de contacto y te puedo pasar vídeos de recorridos de salto del caballo.  Sobre la pony que le hace compañía, es una viejita que sirve pues para eso, hacer compañía y socializar a los potros solitarios 🙂

Deja tu duda, experiencia o comentario sobre este tema y compártelo en el facebook si crees que puede ayudar a otros que cometan este error. No te olvides de suscribirte a los comentarios para que luego te avisemos de nuestras aportaciones (si ya te has suscrito para la guía, marca el “notify me of follow up comments” y el “notify me of follow up posts”. Si no tienes la guía y la quieres, marca todas las casillas).

¿Te apetece leer el libro? Pincha en el siguiente enlace:Cómo ganar la confianza de un caballo en 5 pasos

 

Series NavigationCómo NO girar a un caballo >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *